Spanish Arabic Chinese (Traditional) Czech Danish Dutch English French German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Persian Polish Portuguese Russian Slovak Swedish Turkish

Propietario de una barraca en la ciudad de Lascano falleció en el calabozo de la seccional de La Coronilla

Según TeleInforme 4 de Chuy el deceso se produjo el pasado viernes en la madrugada. En 15 días estarán los resultados de la autopsia que realiza el Instituto Técnico Forense en Montevideo. La familia prepara acciones legales contra el Ministerio del Interior.

Diomar Mieres de 69 años, era propietario de una barraca en la ciudad de Lascano. El pasado jueves llegó hasta esa ciudad el Grupo de Inteligencia Aduanera para inspeccionar comercios de la zona que podrían estar vendiendo mercadería de origen brasilero.

Tanto la barraca de Diomar como la de sus hijos fueron inspeccionadas y se decomisa mercadería en supuesta infracción.

«personalmente a mí me llevaron de la barraca, tres bindas y 8 metros de piso. No tenía boleta para comprobar la mercadería. Mi padre me comenta que le llevaron 14 metros de piso, 5 canillas y una cisterna. Porquerías chicas.»

Diomar y sus dos hijos fueron trasladados a la frontera. Hasta las 21 horas del jueves prestaron declaración ante la jueza Dra. María Camacho.

Miguel continuó su relato señalando que la Dra. Camacho les dijo que quedaban emplazados en la seccional policial hasta las 14 horas del viernes, cuando regresarían a la sede penal.

«yo le dije no será que podamos venir mañana. Si no se calla le voy hacer un acto de esto. Me dijo así. La jueza me desubico.»...» A las nueve de la noche nos llevaron para la comisaria de Chuy a los tres y ahí nos separan. A mí me metieron al calabozo, a mi hermano para una pieza y a mi padre lo llevaron para La Coronilla.»

Miguel recordó que esa noche fue muy fría. Dijo que pasadas las 23 horas le dijo a un funcionario policial que tenía frío. «yo no aguanto más el frio acá. «

A las 9 de la mañana me comunicaron que mi padre había fallecido dentro de la celda agregó Miguel.

«esto me molesta mucho. Un jubilado murió a lo perro. Nadie sabe nada. Estamos todos locos.»

El médico forense les dijo que murió de un ataque al corazón. Sus hijos no pudieron ver el cuerpo de su padre, «ni antes de la autopsia ni después.»

Según sus hijos Diomar era una persona sana. Trabajaba a la par de ellos.

«Trabajaba en la barraca porque tenía una jubilación de 11 mil pesos y no le daba para comer». En la tarde de este lunes comparecieron ante la magistrada de Chuy sus dos hijos y fueron procesados sin prisión por un delito de contrabando informó el periodista Rúben Pérez.

Fuente: Rocha al Día