Spanish Arabic Chinese (Traditional) Czech Danish Dutch English French German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Persian Polish Portuguese Russian Slovak Swedish Turkish

ANUNCIAN DEMANDA JUDICIAL CONTRA EL MINISTERIO DEL INTERIOR POR LA MUERTE, EN UNA COMISARÍA, DE UN BARRAQUERO LASCANENSE

De acuerdo a información manejada por Montevideo Portal, una familia de Lascano anunció que emprenderá acciones legales contra el Ministerio del Interior luego de que un hombre de 69 años falleciera dentro de un calabozo de la localidad de La Coronilla, en nuestro departamento. Según informó el portal Rocha al Día, en base a declaraciones a Canal 4 de Chuy, el hombre era propietario de una barraca en Lascano y el viernes 21 había sido detenido por personal del Grupo de Inteligencia Aduanera, en el marco de una indagatoria por contrabando.

Miguel Mieres, uno de los hijos de Diomar Mieres, la persona fallecida, contó que los locales de su padre y los de sus dos hijos fueron inspeccionados ante la sospecha de que se encontraban en infracción. Al encontrar mercadería sin boletas, los agentes detuvieron a los tres hombres.

Mieres contó que los tres fueron conducidos primero a la Comisaría del Chuy y luego "separados" en diferentes dependencias policiales, donde debieron pasar la noche. "A mí me metieron en un calabozo, a mi hermano en una pieza y a mi padre lo llevaron a la Comisaría de La Coronilla", indicó.

"En un momento le dije al policía que no aguantaba más de frío y me abrió la celda y me dejó pasar la noche. A las 9 de la mañana me comunicaron que mi padre había fallecido dentro de la celda", complementó.

Mieres dijo que el informe primario del médico indicó que su padre sufrió un ataque cardíaco mientras se encontraba en el calabozo. Sin embargo, aseguró que las autoridades no le permitieron ver el cuerpo a ninguno de los hijos, por lo que deberán esperar quince días a que se realicen las pericias en Montevideo, a cargo del Instituto Técnico Forense.

El hombre dijo que su padre "estaba impecable, sanito" y que continuaba trabajando en la barraca porque "tenía una jubilación de 11 mil pesos y no le daba para comer".

Mieres aseguró que la familia del fallecido tomará medidas legales porque su padre "murió a lo perro" y no tuvo asistencia médica luego de ser detenido. Además, cuestionó que la juez del caso los obligara a permanecer detenidos hasta volver a declarar al día siguiente, cuando se trataba de tres personas sin antecedentes judiciales.