Spanish Arabic Chinese (Traditional) Czech Danish Dutch English French German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Persian Polish Portuguese Russian Slovak Swedish Turkish

PSICOLOGIA DEL DEPORTE Aplicación de Técnicos de Preparación Psicológica

El entrenador psicológico- Cuando   se habla de la aplicación de técnicas de preparación psicológica  la primera interrogante que surge es ¿a quién le corresponde aplicar dichas técnicas? En lo personal considero que si bien la elaboración de un plan de entrenamiento psicológico es propiedad exclusiva del psicólogo  no ocurre  lo mismo a la hora de llevar adelante la aplicación de las distintas técnicas debida a que este profesional no estará en contacto con el deportista con la misma frecuencia que el entrenador  o el preparador físico.
 Por este motivo podemos realizar en algunas ocasiones una intervención indirecta sobre el deportista, capacitando al entrenador o preparador físico para esta tarea.
Está claro que lo ideal es que sea el psicólogo quien se ocupe de este tipo de preparaciones pero en países como el nuestro, limitado en cuanto a sus recursos económicos no siempre las instituciones deportivas pueden sumar un profesional más a los cuerpos técnicos para que trabaje en forma diaria y permanente junto a ellos.
Ahora bien, para que esto pueda llevarse adelante por los entrenadores deben considerarse dos aspectos fundamentales: 1) la formación profesional de quien va a aplicar las técnicas. En este sentido se debe resaltar que dicha formación NO debe ser solo teórica. Si bien un soporte teórico es fundamental, se necesitan además un entrenamiento práctico y una supervisión especializada. La experiencia práctica sin supervisión  adecuada puede llevar a caer en una cronificación de errores que perjudiquen al deportista en vez de ayudarlo.
El profesional (no psicólogo)  que vaya a  aplicar estas técnicas deberá tener en cuenta algunos problemas que puedan surgir en relación a las mismas y que deberán ser resueltas en forma adecuada antes de seguir adelante con la preparación:
-La percepción  de las técnicas que pueden tener los deportistas a modo de idealización. Esto es: la «novedad» que constituyen al principio estas dinámicas pueden llevar a algunas deportistas a creer que se trata de algo «mágico», o a ser vividas como una «amenaza» en aquellas que son más inseguros o pueden presentar trastornos emocionales. Aquí si es  el psicólogo quien deberá contribuir a que el equipo tenga una percepción real sobre los objetivos y alcances de estas técnicas.
-El Nivel de Experiencia, que tiene el deportista con este tipo de entrenamiento también puede llegar a constituir una condicionante. En casos que el profesional a cargo de las técnicas no respete la aplicación correcta de las mismas y no las utilice de forma segura los resultados pueden  ser controvertidos y el deportista podría realizar  comentarios negativos que obstaculicen un resultado positivo.
-Otro elemento a considerar es el nivel de motivación  que puede interferir en la aplicación de las técnicas. Para que éstas resulten deben practicarse en forma diaria por lo que se hace indispensable un mayor nivel motivacional para la ejecución de las mismas.
-El tiempo disponible para la aplicación de estas dinámicas es uno de los grandes obstáculos que se presentan. Los psicólogos debemos comprender que el exceso de competiciones disminuyen la posibilidad de contar con  los tiempos necesarios (incluso para el DT y el preparador físico) para realizar un trabajo «in extenso». También  otros profesionales, como fisioterapeutas o médicos cuenten con esta limitación a la hora de la recuperación física. Esto presenta un doble desafío: por un lado el saber manejar y controlar las propias frustraciones causadas por la limitación del factor tiempo; y por otro el aprender a adecuar las distintas técnicas al nuevo marco de tiempo necesario. Sin dudas se debe tener un «buen ojo» para seleccionar la técnica adecuada y para poder  tomar de esta lo más útil pensando en el resultado final.
-Algunos aspectos básicos a considerar para una correcta aplicación son:
Local (Espacio físico) es fundamental trabajas en un local con el menor grado de ruido posible. Si el deportista está  demasiado «activado» tendera aceptar todos los estímulos externos y a distraerse fácilmente por lo que se debe insistir en no prestar atención al ruido circulante.
Un buen lugar para trabajar estas técnicas puede ser el propio gimnasio o campo de juego una vez terminada la práctica.
-Materiales: para que los deportistas se sientan más cómodos pueden utilizarse colchonetas, cobertores, etc. y si no se dispone de estos materiales les mínimos cuidados al confort de la cabeza aunque sea utilizando una prenda de vestir a modo de almohada.
-En cuando a la ropa y utensilios deberá ser retirados todo aquello que cause distorsión: pulseras, relojes, cadenas, etc. cinturones y cuellos deben ser aflojados, lo que lleva a optar siempre por ripa deportiva y al calzado deba ser retirado.
-La postura corporal que adecuará siempre al tipo de técnicas que se aplique y al tipo de respiración que se utilice. 
-Recién después de tener en cuenta estas consideraciones preliminares se estará en condiciones de poner en marcha la ejecución de la dinámica seleccionada.
-No tengo dudas que el profesional que decida trabajar en estas dinámicas, disfrutará de un enorme crecimiento personal e incluso alegría por el avance y progreso de las personas que estén bajo su orientación.
Lic. Gustavo Morales
Especialista en Psic. Del Deporte.
Cel. 099 560 444