Spanish Arabic Chinese (Traditional) Czech Danish Dutch English French German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Persian Polish Portuguese Russian Slovak Swedish Turkish

Las mariposas, reinas de Aruba

Butterfly Farm es una encantadora casa de citas del Mar Caribe. En realidad, esta granja con 35 variedades de mariposas de Alemania, Australia y varios países asiáticos es un hermoso jardín donde se invierten mil dólares semanales en comprar mariposas para que se reproduzcan, sobrevuelen turistas y dejen desvanecer la belleza de su breve vida.

Un huevo tarda d tres a siete días en ser oruga, y en ocho semanas más aumentará de tamaño -sólo lamiendo la hoja que la sostiene- hasta convertirse en crisálida, que, en su ciclo vital, es la adolescencia de la mariposa. Entre dos y cinco semanas más tarde nacerá adulta y madura. Por primera vez bombeará sangre a sus alas y, briosas, se humedecen tanto que esperará dos horas hasta que, secas, le permitan levantar vuelo.

Esa mariposa tendrá sólo entre dos y cuatro semanas de vida (¡las más longevas -aún en el mundo animal hay privilegios- alcanzarán los nueve meses!) y no hay tiempo que perder. Y en su primer vuelo buscarán pareja de su misma especie para que el ciclo se reanude.

“En Butterfly Farm hay dos áreas: en la primera, el Amazonas, hay árboles altos, fruto y mucha sombra. Allí viven las mariposas que vuelan en zigzag, borrachas de tanto libar el néctar fermentado de las frutas maduras. La segunda zona es tropical, con luz y muchas flores. Aruba tiene 18 tipos de mariposas autóctonas, en su mayoría diurnas“, explica Adritle, una de las 12 personas que trabajan en la granja, donde todos hablan holandés, inglés, papiamento y español. En Palm Beach abre de 8.30 a 16.30 (US$ 15). Web: www.thebutterflyfarm.com/